Leche de camello, el súper alimento

 

¿Estás buscando leche de camello en España?, como tienda online especializada en productos de camellos no podíamos dejar de ofrecerte otro producto estrella que lo está petando en todo el mundo.

Aquí te traemos este súper alimento y una breve descripción de lo que este producto te puede aportar (que es mucho).

Esperemos que te guste tanto como a nosotros y que puedas probarla alguna vez, ya que está muy buena.

 

 

Como sabrás, este producto está creando una nueva tendencia, pues está demostrando los muchos beneficios y propiedades que aporta, ya que está considerado como el más parecido a la leche materna.

De hecho, cada vez son más los científicos que se suman a esta afirmación sobre las propiedades nutricionales que aporta en el consumo humano.

Por ello y dada la gran demanda que tiene este tipo de producto, es muy posible que pinches en alguno y no haya por falta de stock, no te preocupes porque vamos actualizándolo y trayendo otros nuevos.

 

 ¿Leche de camello o de camella?

 

En realidad la produce la hembra del camello, con lo que deberíamos de mencionar este producto como leche de camella en lugar de camello.

Aunque la tradición en países occidentales dice que hay que tomarla cruda, nuestros organismos Europeos recomiendan pasteurizarla, como bien hacen la mayoría de empresas que la comercializan.

También responderemos a las preguntas: «leche de camello donde comprar», «donde comprar leche de camella en Madrid» o «leche de camella comprar», ya que puedes hacerlo en nuestra tienda.

Por último, esta leche de camella es en polvo de muy fácil disolución y de fácil digestión o también líquida, con lo que solo tienes que elegir la que más te guste de las que te ofrecemos y listo para consumir.

 

¿Qué es la leche?

 

La leche es una sustancia blanca y líquida que es producida por las glándulas mamarias de los mamíferos para alimentar a sus crías.

La de vaca es la más comúnmente consumida por los humanos, aunque también se pueden obtener otras de otros mamíferos como cabra, oveja y búfalo, así como de plantas como almendras, coco y arroz.

Es rica en nutrientes esenciales como proteínas, calcio y vitamina D y se considera una parte importante de una dieta saludable.

 

¿Qué tipos de leche podemos encontrar?

 

Existen diferentes tipos que se pueden encontrar en el mercado, cada una con sus propias características y usos.

Algunos ejemplos incluyen:

 

  • Entera: con toda su grasa natural, lo que la hace más rica y cremosa. Es una buena fuente de nutrientes, pero también contiene más calorías y grasas saturadas que otras.
  • Descremada: a la que se le ha eliminado parte o toda su grasa. Es más ligera y baja en calorías que la entera, pero también puede tener menos sabor y ser menos satisfactoria.
  • Semidescremada: es una opción intermedia entre la entera y la descremada, ya que contiene una cantidad menor de grasa que la entera pero más que la descremada.
  • En polvo: es la que se ha deshidratado y se vende en polvo. Se reconstituye mezclando el polvo con agua. Es una opción conveniente para llevar o almacenar, pero puede tener un sabor diferente a la fresca.
  • De plantas: está hecha a partir de granos, frutos secos o semillas, como almendras, coco o arroz. Una opción para personas que no consumen productos lácteos o tienen intolerancias o alergias alimentarias.

 

¿Por qué comprar leche de camello?

 

Se está demostrando poco a poco las propiedades cada vez más beneficiosas de este producto como producto alimenticio.

Se ha llegado incluso a plantear en algunos casos la sustitución de este tipo por la de la de vaca al tener menos proteínas responsables de la alergia.

Por eso la convierte en una alternativa muy buena en el caso de los bebés prematuros, pues contiene, entre otras muchas cosas, lactoferrina y lisozima, ideales para fortalecer las defensas orgánicas.

Las propiedades de este producto por citar alguna son, que tiene cinco veces más contenido en vitamina c que la de vaca y diez veces más de hierro.

Algunos expertos dicen que puede ayudar en el autismo y que puede combatir el cáncer, la diabetes tipo 1 y la hepatitis B (esto lo cuestionamos un poco, pero ya veremos más adelante si se demuestra al cien por cien).

Además es más fácil de digerir que su homóloga de la vaca, con lo cuál a los intolerantes a la lactosa les va muy bien.

Otro aspecto que aporta son el aumento de enzimas antioxidantes que hacen que nos oxidemos menos y que tiene un poco menos de grasa que la de vaca.

Puedes ver algo más de información en este otro artículo o en este otro sobre sus beneficios o como alternativa a la de vaca.

 

¿Necesitas más información?

 

No te pierdas este vídeo, que aunque no es nuestro, va a resolver muchas dudas de las que posiblemente tengas.

 

 

Información adicional sobre la leche de camello

 

Mencionar que el coste de producirla es bastante alto.

La leche de camello suele tener un precio muy alto respecto al de su homóloga la vaca, que puede oscilar desde los 2 euros el litro hasta los 20 euros en el caso más extremo.

Actualmente hay pocas empresas que vendan este tipo de producto, aunque ante las ventajas aparentes que tiene, cada vez más empresas se están sumando a esta tendencia de consumo.

Entre esta tendencia, una de ellas es una empresa española ubicada en Canarias donde tiene una granja de 300 camellos con todas las medidas de seguridad alimenticia.

De momento la producción está en unos 2.000 litros al año frente a los 9.000 de la de vaca, con lo que habrá que esperar un poco hasta que baje de precio y la tengamos en las estanterías del supermercado.

Y ya para terminar, un último dato, y es que en muchas regiones Árabes o Africanas se consume desde hace más de 6.000 años.

Siendo éste un ingrediente clave en la fabricación de muchos alimentos como la mantequilla, el queso y el yogur, ahí lo dejamos…

¿Y tú, todavía no la has probado?.

 

Aparte de la leche de camello en polvo también tenemos:

 

 

Enlaces relacionados

 

Portal de Belén

Figuras para el Belén

Dibujos de camellos

Fotos de camellos

Disfraz de Rey Mago

 

Leche de camello
LECHE